La Salud En Línea y su futuro ¿ciencia o ficción?

En los últimos años estamos oyendo hablar continuamente de conceptos como e-Health, m-Health, telemedicina o Salud 2.0. El propósito de todos estos conceptos es mejorar la sanidad disminuyendo sus costes. El propósito es llegar a disponer de las capacidades para el diagnóstico y para su tratamiento y control de una forma más efectiva, a través de las posibilidades que nos dan las nuevas tecnologías e Internet.

 

¿Es posible una Salud Online? ¿Es el futuro? Las herramientas de diagnóstico remoto o telediagnóstico avanzan a pasos agigantados. Las herramientas de monitorización son una realidad. Remotamente se pueden analizar las constantes vitales cuando el paciente tiene poco más que  un teléfono móvil que, además, puede haberle estado monitorizando durante todo el día. El telediagnóstico, además de sus consideraciones legales para la Salud en Línea es una herramienta usada hace décadas en algunos sectores, como el militar.

 

Por otra parte, un “paciente empoderado” o e-Paciente (este término no es mío, es de Dave deBronkart, que si estáis leyendo esto probablemente lo conozcáis, pero en caso contrario os recomiento ver su presentación en el TED http://www.ted.com/talks/dave_debronkart_meet_e_patient_dave.html ), es un paciente capacitado para ponerse en contacto con su ‘red social’, la cual le permite sin lugar a dudas el acceso a una información tremenda. Un paciente que padece una enfermedad crónica puede hoy, gracias a Internet, convertirse en una autoridad en su afección.

 

Por último quería comentar el pequeño auge de los PHR, los registros personales de salud o la historia clínica personal, que permite al paciente ser el dueño de sus datos y, de una forma sencilla, hacérselos llegar a su médico, conservando, por su propio interés, toda la información estructurada, aspecto que sin duda pone a la Salud En Línea como algo cercano ya a la ciencia.

Hacen falta solventar algunos temas, como los legales ya citados y la reticencia del paciente a ser tratado telemáticamente, pero estoy convencido que en esto, como en muchas otras innovaciones que resurgen en los últimos tiempos, los primeros usuarios de la Salud en Línea vendrán de la necesidad en lugares donde la asistencia sanitaria no esté tan garantizada y sus posibilidades económicas menores. Quien no se lo crea puede ver la lista de los 20 países con más uso de Internet (http://www.internetworldstats.com/top20.htm ). Se llevará alguna sorpresa. Ya sabéis, cambiar o morir.